• Rodrigo Blanco

Cambia a una mentalidad de abundancia



A lo largo de todos estos artículos te he contado cómo es cambiar a una mentalidad de abundancia para expandir y aportar a los demás.


Aunque ya has aprendido qué es una mentalidad de abundancia, estoy seguro que decirte cambia a una mentalidad de abundancia suena abstracto. Por eso hoy quiero darte algunos consejos para que lo logres.


Cuando te digo cambia a una mentalidad de abundancia lo hago porque estoy convencido que el éxito de tu vida y tu negocio solo podrá ser contabilizado o cuantificado por la cantidad de valor que aportas a los demás.


Así que, a continuación te dejo estos 6 consejos para que, si tú también crees que es momento de cambiar a una mentalidad de abundancia, lo puedas hacer.


Cambia a una mentalidad de abundancia con estos 6 consejos


Como te lo he mencionado la mentalidad de abundancia es pensar en la expansión, en que todo aquello que existe alcanza para todos. Una mentalidad de abundancia significa probar, innovar y tratar cosas nuevas para aportar al mundo.


Por eso para cambiar a una mentalidad de abundancia puedes seguir estos 6 tips o herramientas.


1. Visualiza al mundo como un lugar de oportunidades.

En vez de fijar nuestra atención en los muchos tropiezos y barreras que existen, busca las oportunidades que estas dificultades se presentan.


Hay una gran diferencia en ver las cosas con un vaso medio lleno, lo que cambia es la óptica, cambia a una mentalidad de abundancia. El mundo es maravilloso y si hay algo que no te guste o no funcione para ti, eso quiere decir que hay una oportunidad.



2. Trabaja para algo más grande que tu mismo.

Cuando cambias a una mentalidad de abundancia no puedes medir el éxito por lo que tienes a nivel personal o como empresa, sino la clave es encontrar el éxito en tu propósito.


Cuando te conté anteriormente sobre el propósito te explicaba que el verdadero objetivo no está en las riquezas, sino crear algo valioso para las demás personas. Es así como el libre mercado nos recompensa con quedarnos parte del valor creado.


Considero que cuando cambias a una mentalidad de abundancia trabajamos por un propósito claro y definido que te impulsa, te motiva y te da una posibilidad mucho más alta del éxito.



3. Enfócate en la gratitud

Aunque hoy en día no estés dónde quisieras, o cada momento tenga sus retos deberías enfocarte en lo que sí tienes. Cambia a una mentalidad de abundancia que te enseñe a darte cuenta de lo mucho que tienes y el valor que hay alrededor de ti.


No puedes quejarte de lo que quisieras y que te hace falta porque al hacerlo pierdes la visión del presente y de lo valioso que hoy está en tus manos. Agradece por todo lo que hay porque esa será la primera piedra que uses para construir algo valioso.


No te enfoques en lo que te hace falta, enfócate en todas las bendiciones que ya tienes en tu vida.



4. Enfócate en el crecimiento exponencial

Cuando cambias a una mentalidad de abundancia dejas el crecimiento lineal

atrás. ¿Qué quiero decir con esto? El crecimiento lineal es predecible, una cosa lleva a la otra. Pero hoy en día gracias a la tecnología y los negocios podemos permitirnos crecer exponencialmente.



5. Genera para los demás

Todo lo que hagas, lo que generes, los productos y servicios que ofrezcas tienen que ser de bendición para los demás. Todas las transacciones que haces cuando cambias a una mentalidad de abundancia tienen que hacer que los demás estén mejor que cuando comenzaste.


Lo más importante de una mentalidad de abundancia es decir: “el hecho que yo esté emprendiendo, que tenga una compañía hará que las personas alrededor de mi estén mejor”.


Ser un empresario y un emprendedor es una gran responsabilidad porque tenemos la obligación de impactar la humanidad de una manera positiva. Cuando cambias a una mentalidad de abundancia te das cuenta que el hecho que estés jugando Monopoly en la vida y tengas éxito tiene que hacer que los demás estén mejor.


Emprender no es un juego que suma cero, es un juego que suma uno.



6. Hay abundancia, alcanza para todos.

A veces se cree que no hay recursos suficientes para emprender, sin embargo cuando tienes una mentalidad de abundancia te das cuenta que alcanza para todos.


Todos los recursos para emprender están allá afuera en cantidades ilimitadas porque estamos en un planeta donde todas las personas podríamos tener aquello que necesitamos, si tan solo nos pusiéramos de acuerdo e implementaremos estrategias para que todos estemos mejor.


Con una mentalidad de abundancia sabrás que no es un problema de falta de recursos, sino falta de accesibilidad. Todo lo que necesitas, los fundadores que estás buscando y la gente con la que vas a fundar tu equipo están allá afuera.


Cambiar a una mentalidad de abundancia es increíble porque sabes que tenemos un mundo maravilloso, lleno de posibilidades y cosas increíbles.


Hoy puedes salir y recoger todas esas cosas que necesitas para abrirte camino, hay un mundo de abundancia y de posibilidades para ti. Por eso quiero contarte más al respecto en el siguiente blog.


Por ahora cuéntame, ¿has alguna vez puesto en práctica la mentalidad de abundancia? ¿qué te parecen estos consejos para llegar a esta forma de pensar? Te leo.



Descarga la presentación 👇

Cambia a una mentalidad de abundancia
.pd
Download PD • 1.26MB

¿Quieres comenzar tu emprendimiento?

Inscríbete a este curso de emprendimiento 100% gratuito

Desarrolla tu propuesta de valor

Diferénciate ante tu competencia

Sé un líder indiscutible en el mercado