• Rodrigo Blanco

¿Debo hacer negocios disruptivos?


Desde hace algunos años, en los negocios se puso de moda la palabra disrupción. Todas las personas decían: “debes hacer negocios disruptivos” y claro en ese entonces también caí en ese juego.


Por eso hoy te quiero contar desde una mentalidad de abundancia qué son los negocios disruptivos y si debes hacerlos o no.


Para comenzar a responder a tu pregunta, te definiré qué son los negocios disruptivos y sobre todo en qué consisten.


¿Qué son los negocios disruptivos?

Los negocios disruptivos son aquellas empresas o emprendimientos que crean una ruptura en la industria actual, un quiebre en el mercado. Hacer negocios disruptivos es cambiar el status quo y desplazar la forma en la que se están haciendo los negocios.


Por eso cuando hablamos de negocios disruptivos recordamos lo que hizo el internet en el mundo, que cambió el 100% la forma de hacer las cosas y de conectarnos desde el punto A al punto B con la innovación.


Y así como cambiaron el mundo muchas innovaciones que terminaron siendo negocios disruptivos, yo creí que era algo bueno, algo trascendental. Sin embargo, viéndolo con perspectiva hay algo que me hizo cambiar de opinión.


Hoy en día estoy en este blog para decirte que no estoy de acuerdo con los negocios disruptivos y no creo que debas hacer negocios disruptivos. ¿Por qué?


A continuación te explico.


¿Debo hacer negocios disruptivos?

Aunque hay emprendedores o empresarios que muchas veces buscan disruptir, no se deben hacer negocios disruptivos. La razón para no hacer negocios disruptivos es que en la disrupción hay destrucción de valor. Cuando hay disrupción estamos destrozando algo que ya existe


Claro, por un lado, la tecnología disruptiva nos ayuda como seres humanos a ser mejores, más eficientes y más rápidos. Vemos que hubo negocios disruptivos como el avión que disruptió en la industria del transporte, pero al mismo tiempo se pierde.


Como emprendedor y empresario creo que no deberías destinar una vida completa a crear negocios disruptivos. No estamos llamados a hacerlo. Muy pocas personas vamos a poder hacer negocios disruptivos e innovaciones lo suficientemente importantes para cambiar una industria completa.


Si todas las personas nos despertáramos el día de mañana queriendo cambiar el mundo e impactando con un negocio disruptivo, primero el 99.9% de personas no lo lograría y segundo no tenemos esa responsabilidad.


Por el contrario, cuando piensas en tu emprendimiento recuerda que tu verdadera responsabilidad es impactar tu ambiente y tu familia de forma positiva. ¿Cómo hacerlo?


¿Cómo evitar los negocios disruptivos y emprender en negocios de expansión?

Para comenzar a pensar en emprender negocios de expansión en lugar de los negocios disruptivos debes recordar que en la disrupción yace la destrucción de valor.


Para evitar los negocios disruptivos basta con evaluar si tu éxito es el fracaso de alguien más. Es decir, no puedes medir tu éxito en la pérdida de alguien más porque los negocios y emprendimientos no son juegos de suma cero.


En cambio, una alternativa a los negocios disruptivos son las compañías o proyectos con una mentalidad de expansión. No deberíamos hacer negocios disruptivos para quedarnos con el mercado, debemos innovar para expandir el mercado, para crear más para más personas.


El hecho que tú quieras parte del pastel no significa que las demás personas no van a poder comer pastel porque te lo quedaste. El objetivo de querer comer un pedazo de pastel es crear pasteles nuevos, no solo para ti, sino para más personas.


Ejemplo de cómo emprender sin hacer negocios disruptivos

Una de las empresas en las que estoy involucrado trabaja en bienes raíces. Hoy en día, hay muchísima competencia y todos trabajan por quedarse con una comisión al vender un apartamento o casa.


En vez de pensar en un negocio disruptivo para esta industria fue hacer un negocio de expansión. Hicimos una empresa llamada Portafolio Diversificado que ofrece fracciones de propiedades en Estados Unidos, propiedades que ya están rentadas.


En pocas palabras, no creamos un negocio disruptivo, por el contrario creamos un nuevo segmento de mercado para que muchas personas invierten en bienes raíces. Es algo netamente positivo, inteligente y estratégico.


¿Por qué? Te comento, en mi país un apartamento te puede costar $200 mil dólares y tener una rentabilidad del 4%. Lo que hicimos con la compañía fue reducir esa barrera de entrada y en vez de invertir $200 mil ahora es $20 mil. Lo interesante es que con esto aumentamos la rentabilidad en un 10% o hasta 11%.


¿Qué hicimos acá? ¿Un negocio disruptivo? No, por el contrario cambiamos la industria, todas las personas siguen vendiendo, alquilando apartamentos y casas como normalmente lo hacen. Lo pueden seguir haciendo porque no destruimos el valor. Sencillamente le agregamos un ingrediente al pastel para dar más acceso y crear para los demás.


En conclusión, los negocios disruptivos pueden cambiar al mundo, pero en ese proceso destruye el valor de la industria en la que se da esta disrupción. Por el contrario, si nuestro emprendimiento y negocio es de expansión el impacto será netamente positivo.


El objetivo de que a ti te vaya bien no puede ser que alguien pierda. Tenemos que tener una mentalidad de abundancia y saber que hoy en día podemos implementar modelos de negocio para que todos ganen. Mi éxito no puede estar ligado al fracaso de alguien más.


Por eso hoy te sugiero que en vez de pensar y buscar un negocio disruptivo, utiliza todos tus esfuerzos y recursos para expandir y dar. Esa es la verdadera clave.


Ahora cuéntame, ¿qué te parece la idea de un negocio de expansión? Te leo.



Descarga la presentación 👇

Negocios disruptivos
.pdf
Download PDF • 1.50MB

¿Quieres comenzar tu emprendimiento?

Inscríbete a este curso de emprendimiento 100% gratuito

Desarrolla tu propuesta de valor

Diferénciate ante tu competencia

Sé un líder indiscutible en el mercado

Recurso 1.png

   © 2020 Emprendimiento. Guatemala.